La mayoría de las personas está familiarizada con el término “diabetes“, es una enfermedad de los seres humanos muy común. Pero nuestros amigos de cuatro patas también pueden contraer diabetes. Existen diferentes tipos de diabetes, una de ellas es la Diabetes Insipida, un trastorno poco frecuente que afecta la capacidad de conservación del agua de nuestra mascota. Debido a esta enfermedad, tu perro o gato orina y bebe agua excesivamente en un intento de reponerse de la pérdida de agua a través de la orina.

Hay dos tipos de Diabetes Insipida. Una de ellas se debe a la producción insuficiente de una hormona llamada hormona antidiurética (HAD) que regula la capacidad del cuerpo para absorber el agua de los riñones. La otra forma de Diabetes Insipida es causada por la incapacidad de los riñones para responder a la HAD. Los riñones son responsables de regular el agua en el cuerpo de tu mascota. Entonces, sin esta hormona o la respuesta del riñón a ella, tu perro o gato no puede conservar agua. El acceso al agua es fundamental para las mascotas con Diabetes Insipida. Sin ella, un perro o un gato pueden deshidratarse en tan solo 4-6 horas.

Que causa la Diabetes Insipida en perros y gatos

Generalmente, la Diabetes Insipida en perros se considera idiopática, lo que significa que la causa final es desconocida. Las causas posibles incluyen problemas congénitos, traumatismos, condiciones metabólicas, enfermedad renal, reacciones adversas a ciertos medicamentos o tumores de la glándula pituitaria.

sintomas de diabetes insipida en perros

diabetes insipida en perros 1

A pesar de la causa subyacente de la Diabetes Insipida, los síntomas son los mismos. Estos incluyen:

Aumento de la sed (polidipsia)
Aumento de la micción (poliuria)
Deshidratación
Desorientación
Convulsiones
Dilución de la orina
Pérdida de peso

Diagnóstico de Diabetes Insipida en perros

Tu veterinario realizará un examen físico completo y tomará un historial detallado de la salud de Tu mascota. Los síntomas de la Diabetes Insipida en perros y gatos son muy similares a otras enfermedades, como la diabetes mellitus (“diabetes del azúcar“), el síndrome de Cushing, la enfermedad hepática o renal, la enfermedad de Addison y el hipo/hipertiroidismo. Tu veterinario puede recomendar pruebas de diagnóstico para identificar la causa subyacente de los síntomas de tu mascota.

diabetes insipida en perros y gatos

diabetes insipida en perros 2

Estos examenes podrían incluir:

Pruebas de química para evaluar la función renal, hepática y pancreática, así como los niveles de azúcar.
Pruebas para identificar si tu mascota ha estado expuesta a garrapatas u otras enfermedades infecciosas.
Un hemograma completo para descartar enfermedades relacionadas con la sangre.
Pruebas de electrolitos para asegurar que tu mascota no esté deshidratada o sufra un desequilibrio electrolítico.
Pruebas de orina para detectar infecciones del tracto urinario y otras enfermedades, y para evaluar la capacidad de los riñones para concentrar la orina.
En los gatos una prueba de tiroides para determinar si la glándula tiroides está produciendo demasiada hormona tiroidea.
Ecografía abdominal para evaluar la salud de los riñones
Pruebas de cortisol para evaluar los niveles de cortisol en la sangre de tu mascota.
Pruebas adicionales o rastros de medicamentos si se sospecha Diabetes Insipida.

tratamiento para la diabetes insipida en perros

diabetes insipida en perros

Tratamiento de la Diabetes Insipida en perros

El tratamiento de la Diabetes Insipida para gatos y perros dependerá de la causa subyacente. Si la diabetes es el resultado de muy poca hormona HAD, tu veterinario puede recetarle una HAD sintética. Para las mascotas con esta forma de diabetes, el pronóstico es muy bueno para una expectativa de vida normal, pero se requiere un tratamiento de por vida.

Si la diabetes es causada por la incapacidad de los riñones para responder a la HAD, los medicamentos pueden usarse para aumentar la capacidad del riñón para concentrar la orina, lo que ayuda a regular la compensación del agua del cuerpo. Desafortunadamente, esta forma de Diabetes Insipida es mucho más difícil de manejar médicamente, por lo que tiene un pronóstico reservado.